Hoy os quiero hablar del hipotiroidismo, ya que son muchísimas las personas que se ponen en contacto conmigo para controlar su peso y padecen este trastorno. Vamos allá…

¿Qué es el hipotiroidismo?

El hipotiroidismo (tiroides hipoactiva) es un trastorno en el cual la glándula tiroides no produce la cantidad suficiente de ciertas hormonas cruciales.

El hipotiroidismo puede no causar síntomas notables en las primeras etapas. Con el tiempo, el hipotiroidismo no tratado puede causar numerosos problemas de salud, como obesidad, dolor en las articulaciones, infertilidad o enfermedad cardíaca.

Foto de: https://medicinaysaludpublica.com/

¿Quién puede padecer hipotiroidismo?

Al igual que el resto de enfermedades del tiroides, el hipotiroidismo es más frecuente en el sexo femenino. Afecta al 2% de las mujeres adultas y al 0,1-0,2% de los hombres.

Es a partir de los 40-50 años cuando las mujeres tienden a desarrollar con más frecuencia hipotiroidismo de causa autoinmune (tiroiditis de Hashimoto). El periodo postparto es igualmente propenso a la aparición de este problema.

Foto de: https://tuchequeo.com/

Síntomas

Los signos y síntomas del hipotiroidismo varían según la gravedad de la deficiencia hormonal. Los problemas tienden a desarrollarse lentamente, a menudo durante varios años.

Al principio, los síntomas del hipotiroidismo son apenas perceptibles, como el cansancio o el aumento de peso. O simplemente puedes atribuírselos al envejecimiento. A medida que el metabolismo continúa ralentizándose, es posible que los problemas sean más evidentes.

Estos son algunos signos y síntomas del hipotiroidismo:

  • Fatiga
  • Aumento de la sensibilidad al frío
  • Estreñimiento
  • Piel seca
  • Aumento de peso
  • Hinchazón de la cara
  • Ronquera
  • Debilidad muscular
  • Nivel de colesterol en sangre elevado
  • Dolores, sensibilidad y rigidez musculares
  • Dolor, rigidez o inflamación de las articulaciones
  • Períodos menstruales irregulares o más intensos de lo normal
  • Afinamiento del cabello
  • Ritmo cardíaco lento
  • Depresión
  • Memoria deficiente
  • Glándula tiroides agrandada (bocio)

¿Cómo puede prevenirse?

El hipotiroidismo adquirido se puede producir por déficit de yodo. El yodo es necesario para la formación de las hormonas tiroideas y, en su ausencia, el tiroides no es capaz de fabricar una cantidad suficiente. Como consecuencia, el tiroides intenta compensar la falta de hormonas aumentando de tamaño, lo que produce el bocio.

Para prevenir esta situación es necesario asegurar que haya una cantidad de yodo suficiente en la dieta. Una manera sencilla es aderezar las comidas con sal yodada.

 ¿Qué alimentos contienen yodo de forma natural?

  • Pescados y mariscos que provienen del mar como el atún, el bacalao, las almejas o los camarones. Las algas son excelente proveedoras de yodo, de hecho consumir un gramo de algunas variedades, como la nori, sobrepasa cinco veces el límite recomendado. Por ello, es importante consumirlas con moderación, puesto que podemos provocar justo el efecto contrario, producir la alteración de la tiroides o hipertiroidismo.
  • Lácteos, como la leche, el yogur o el queso; los alimentos que incluyen cereales, como la avena o el pan de centeno; y las patatas proveen generosas cantidades de este mineral.
  • Frutas y vegetales. En líneas generales, todos ellos comportan yodo, si bien es cierto que la cantidad dependerá de la riqueza en este mineral que contenga el suelo en el que se han cultivado, así como de los fertilizantes utilizados. Por tanto, no podemos averiguar cuánta cantidad de yodo y en qué proporción tienen unas espinacas o unas acelgas.
Foto: iStock

Fuente: https://www.mayoclinic.org/ , https://www.alimente.elconfidencial.com/ y https://enfamilia.aeped.es/

Categories:

Tags:

Comments are closed

Abrir chat